Breve historia de la Asociación Bahiense de Básquetbol
          La ABB fue fundada el 11 de enero de 1929, desarrollando desde entonces una actividad 
ininterrumpida, siendo las entidades fundacionales: Olimpo, Liniers, Estudiantes y Pacífico.
          También se las considera en calidad de tales a River Plate y Agar Cross, que no estuvieron 
presentes en la firma del acta de la fundación, pero participaron activamente en las reuniones previas.
          El primer consejo directivo estuvo integrado por los siguientes miembros:
Presidente MARKS Jorge Enrique
Vicepresidente MELERO Antonio
Secretario BOURNAUD Abel Amor
Prosecretario ALZOLA Segundo
Tesorero GALBIATI Julio
Protesorero GALLINO TORAÑO José
Vocales MUX Ricardo
  OLIVEROS Esteban
  PEREZ Francisco
          Comienza así la actividad de esta asociación disputándose ese año el primer Torneo Superior, 
ganado por Pacífico.
          Pasaron apenas seis años y la actividad de este deporte comenzó a propagarse por toda 
la provincia de Buenos Aires motivando la inminente creación de la Federación de Básquetbol 
de la Provincia de Buenos Aires, acontecimiento concretado en la ciudad de Bahía Blanca
el 17 de marzo de 1935 con la presencia de los representantes de Huracán de Tres Arroyos, 
Gimnasia y Esgrima de Pergamino, Callvú Básquetbol Club de Azul y la anfitriona: 
Asociación Bahiense de Básquetbol.
          Pocos años mas tarde, en 1941, la Federación se trasladó a La Plata, capital de la
Provincia de Buenos Aires, funcionando ahí desde entonces hasta nuestros días.
          A diez años de la fundación, ya la Asociación organiza el Campeonato Argentino de 1939, 
inaugurándose el nuevo estadio del Club Estudiantes, entonces descubierto, pero que unos
20 años mas tarde y ya con su cerramiento integral con una estructura de avanzada para la época,
comienza a ser el escenario que albergaría los principales eventos nacionales e internacionales, 
tales como el Campeonato Argentino de 1957 y los Torneos Sudamericanos de 1979 y de 1999, 
sin contar la designación como subsede para el Mundial de 1990, que no pudo concretarse ya 
que la situación económica y social imperante entonces, obligó politicamente a reducir subsedes
y Bahía Blanca quedó excluída.
          En la década del 60 comienza la época de oro del básquetbol bahiense por la conjunción de tres
grandes basquetbolistas: Alberto Pedro CABRERA (designado el deportista bahiense del siglo XX),
Atilio José FRUET y José Ignacio DE LIZASO, que hicieron historia a nivel local, provincial, 
nacional e internacional hasta mediados de la década del 70. 
          Se recuerda el partido disputado en el estadio Norberto TOMAS del Club Olimpo, con motivo de
su inauguración, el 3 julio de 1971, cuando la Selección Bahiense integrada por los mencionados,
excepto FRUET ausente por enfermedad, derrotó por 78 a 75 a la Selección de Yugoslavia, 
entonces reciente campeón mundial.
          Por todos esos años gloriosos, por la práctica y desarrollo de esta actividad desde sus inicios
y las fuertes competencias internas en todas las categorías, difíciles de encontrar en ciudades 
del interior del país y que no sean capitales de provincia, Bahía Blanca fue denominada
"La Capital del Básquetbol Argentino".
          Surgieron en Bahía Blanca jugadores que trascendieron las fronteras, tales los casos de
Hernán Abel MONTENEGRO, Juan Alberto ESPIL, Hernán Emilio JASEN y los campeones 
olímpicos y subcampeones mundiales, Juan Ignacio SANCHEZ, Alejandro Adrián MONTECCHIA
y Emanuel David GINOBILI, éste último, además, el primer argentino campeón de la NBA jugando
en el equipo de San Antonio Spur; a quienes se agregan jueces internacionales como 
Rodolfo Américo GOMEZ, Raúl Abel CHAVES y Alejandro RAMALLO; un personaje que se alejara 
fisicamente 28 de noviembre de 1998: Bill Américo BRUSA, muy ligado al mundo del cine nacional,
periodismo radial y principalmente al básquetbol, integrando los cuerpos técnicos de varios seleccionados
nacionales que recorrieron el mundo y que fuera distinguido como Benemérito del Básquetbol 
Sudamericano, y un dirigente con visos internacionales, como el Ing. Rubén Daniel RABANO, 
quien fuera jugador, árbitro, presidente de la Asociación Bahiense de Básquetbol en 1976 y en el
período 1979 - 1988, año en que asumió la presidencia de la Confederación Argentina de 
Básquetbol, para luego proyectarse en funciones de CONSUBASQUET, COPABA y FIBA.